viernes, 28 de agosto de 2009

Así pasaron los días y yo terminé yendo a Bariloche, comiendo mucho chocolate y jugando con la nieve.
Durante todo los días que no estaba presente en Buenos Aires, el me llamaba. Hasta incluso en el medio de las excursiones. Y mientras los guías de las atracciones turísticas hablaban, yo me encontraba agachada al fondo de un genterío hablando por el celular.
Las conversaciones variaban en cuanto a lo que yo le contaba, pero no en cuanto a lo que el me decía. Y cada vez que nombraba un lugar distinto, escuchaba siempre la misma pregunta de su voz ronca : ¿cómo te estás portando?... ¿y cómo me iba a portar? Había ido con el colegio de monjas, profesoras y mis compañeros. ¿qué iba a hacer si nos la pasábamos visitando lugares?
Pero en su cabecita de "fulbito" no entraba tales pensamientos. Y según él, yo estaría con alguien de por ahí o con alguno de mis chiquiles compañeros que lo único que hacían era tirarse nieve.
Entonces, luego me preguntaba cómo la estaba pasando y enseguida si alguien me había tirado "onda".
Una de sus partes mas enfermas obsesivas me la enteré el día que volví de Bariloche: antes de irme, había ido antes a hablar con los choferes del micro para que me cuiden,,,, que papeplón! que enfermo!

14 comentarios:

  1. Que enfermo! (sin ofender) Espero que en Bariloche la hayas pasado lindo, a mi me encanta!
    Besos. Cuidate

    ResponderEliminar
  2. Jajajajaja yo lo mato te juro jaja que andes bien genia lo mejor para vos :)

    ResponderEliminar
  3. :O dioss ! como hace eso, qe onda ! lo mato, lo castro !!! jahjha nose si tanto... besos

    ResponderEliminar
  4. Uhhh, me perdí muchos capítulos de la historia!

    Yo si estoy con alguien y se va a Bariloche, corto la semana anterior a que se vaya, es lo menos problemático para los dos. Después vuelven :P

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Que desconfianza... y que paciencia la tuya.

    ResponderEliminar
  6. jajajaja nana, leí la entrada y realmente nunca hubiera esperado que alguien hiciera algo así :P ni siquiera imaginarlo! La verdad que como dijo "Awua".. que paciencia la tuya. Perdón que me haya metido, pero no pude evitarlo.
    Hermoso el blog! Espero que andes genial.

    Daniela.

    ResponderEliminar
  7. ¬¬ creo que estoy empezando a odiarle.. me recuerda taaaaaanto a alguien...
    Eres una mujer fuerte y valiente, porque si aguantaste tanto por el y luego fuiste capaz de dejarle solo puede representar eso!
    un beso!

    ResponderEliminar
  8. Uff, Paris, qué poco aguanto a ese chico xD.
    Espero que no lo hayas vuelto a ver.

    Un besito ^3^

    ResponderEliminar
  9. Jajaja nooo
    Demasiado celoso, demasiado

    Un beso Paris ;)

    Almendra*

    PD: después de viaje de egresados a dónde te fuiste? (si es que fuiste)

    ResponderEliminar
  10. aii nena deja de pensar en el i en todo lo k te lo recuerde no siguas recordando todo lo k t perdiste x su culpa lo uniko k importa es el futuro y el pasdo dejalo atras se k no es fasil pero tu puedes

    ResponderEliminar
  11. no te sirve de nada, pero de nada estar con alguien asi! Te puedo decir q si se quiere se puede dejarlo, te lo digo por q mi mejor amiga pudo. La relacion enferma que mantenia llego tan lejos q ella termino con tratamiento psiquiatrico:/ ahora disfruita de su 5to año y de todo lo perdido.
    VOS PODES, vos vales y tu tiempo tmb, FUERZA!

    ResponderEliminar
  12. >w< waaaaaaaaa ! si que cojes tiempo ,
    ayyy
    chica! ando perdia :)
    (K)

    ResponderEliminar